Boxeo: Triunfo, golpes, deseos... sueños de gloria

Hay personas montadas en caballos. El humo sale de algunas chimeneas. Llovizna. Huele a tierra mojada... y en la plaza principal de este barrio de calles pequeñas y accidentadas está un ring de boxeo.

"Yo voy a ser campeona del mundo, como ella", me dice una niña de 9 años sentada en primera fila, y señala a la monarca Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Zulina 'La Loba' Muñoz, madrina de la función de pugilismo amateur celebrada en San Antonio Tecómitl, pueblo fundado en 1490 y que hoy está en la delegación Milpa Alta, en el sur de Ciudad de México.

Hombre y mujeres. Niñas y niños estelarizan la cartelera estelar de la función amateur donde el premio a los ganadores es un par de guantes de boxeo y el aplauso de las poco más de tres mil personas reunidas en el evento que organiza grupo Pro-Boxeo desde hace 53 años.

Poca técnica. Mucho esfuerzo. Nada de dinero. Solo aplausos. Así comienza el sueño de muchos. Así inició el de todo campeón.

A lo lejos, con la mirada al piso, un chico que perdió recibió como premio un billete de 200 pesos (unos 12 dólares) de parte de un aficionado.

Ocho combates dejan satisfechos a todos. Música mexicana a todo volumen sale de las bocinas en las pausas. Casi al final del evento llovió con fuerza. Nadie se fue.

"Abuelo, guárdamelos bien", le dice un minimosca al anciano que lo vitoreó a ras de lona, mientras algunos organizadores (Alfredo Melo, Celedonio Meza, Evaristo Cedillo), ya planean el evento de 2016.

Tres horas después del primer campanazo, la función terminó...

Alejandro Figueroa
Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
63°