FOTOS: Boxeo, una oportunidad en prisión...

Las prisioneras de la cárcel de Coatlán del Río, México, abrieron una ventana a su futuro al sumarse al programa de boxeo que la Comisión Nacional de Seguridad aplicará en 19 prisiones de México. 

Los boxeadores y sus acompañantes entraron a la prisión sin teléfonos móviles y prácticamente sin carteras ni dinero y las cámaras fotográficas fueron revisadas al final de la visita para asegurarse de que no se tomaron fotografías a las prisioneras.

"Es por un asunto de derechos humanos", señalaron los guardias sobre la prohibición de fotografiar a las presas con su uniforme de pantalones y blusa en color beige y todas con el pelo recogido.

Vigiladas por sus guardianes en azul marino, medio centenar de prisioneras con sus reconocibles uniformes en color beige, escucharon las bondades del deporte y del boxeo en boca del mismo Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia.

"Es muy importante que participen en acciones deportivas como el boxeo que ayuda mucho a todos... educación, cultura y deporte y que mejor que sea el boxeo que es tan querido por los mexicanos", aseguró.

Sales precisó que las prisioneras, y en general los reos que participen en este proyecto no necesariamente tienen que subir a un ring a intercambiar golpes.

"No necesariamente tienen que competir, pueden entrenar, pueden practicar la disciplina, creo que eso ayuda muchísimo", dijo Sales en la presentación de programa en el Centro Federal de Readaptación Social femenino No.16 de Coatlán del Río, estado central de Morelos.

El programa se celebrará con el apoyo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que preside el mexicano Mauricio Sulaimán, mediante su estructura deportiva formada por jueces, entrenadores, médicos y exboxeadores que aconsejarán a las prisioneras.

El torneo tendrá lugar en 18 cárceles del país además de en el penal de las Islas Marías, en el Pacífico, confirmó Sulaimán al señalar que el deporte del boxeo puede verse como una ventana de oportunidades para los reclusos.

"Es una ventana en su celda, es hacer deporte y eso te permite mejores tratos, te permite que la familia se acerque, no tiene nada negativo", aseguró el titular del CMB, entidad fundada en 1964.

Ante un público formado por presas, vigilantes, policías federales e invitados, Sulaimán les dijo a todos que el boxeo ofrece siempre la oportunidad de levantarse de la lona, lo que puede compararse con la desgracia de caer en prisión.

El lanzamiento del programa de boxeo alteró la tranquilidad de la prisión de Coatlán del Río, una fortaleza del tamaño de 100 hectáreas (un millón de metros cuadrados), que alberga a 1.258 prisioneras.

Al final disfrutaron de una exhibición de boxeo con dos peleadores que son miembros de la policía federal de México, y escucharon los primeros consejos para su entrenamiento. La presentación terminó con canapés en sus manos.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
54°