Ronny Ríos quiere volver a pelear por un título; enfrenta a Azat Hovhannisyan el viernes

Como todo boxeador que espera alcanzar el éxito, Ronny Ríos buscaba tener su primera oportunidad de pelear por un campeonato mundial.  Su deseo se le hizo realidad aunque no logró concretar su objetivo.

En agosto del 2017, Ríos enfrentó al mexicano Rey Vargas, a quien buscaba arrebatarle la faja del campeonato mundial supergallo del CMB. El oriundo de Santa Ana cayó por decisión unánime.

Después de ese choque, Ríos (29-2, 13 KOs) recuperó el camino ganándole al colombiano Deivi Julio Bassa en diciembre y este viernes (6 p.m., ESPN) vuelve al cuadrilátero en The Hangar, de Costa Mesa, para enfrentar al duro pegador armenio Azat Hovhannisyan (13-2, 10 KOs).

“Se siente bien estando del lado del triunfo y por esa razón nos preparamos más para este viernes”, dijo el peleador a HOY Deportes. “Seguiremos con el mismo estilo pero con más presión, boxeando más. Para demostrarles a todos los peleadores en las 125 libras, que ya estoy listo. Quiero que vean que la derrota que tuve ante Vargas no fue de una manera fea, que aprendí mucho”.

Tras la derrota ante Vargas, el boxeador confesó que los nervios pudieran haber sido parte de la razón por la que no pudo cumplir su cometido de alcanzar un título mundial.

“Estaba un poquito nervioso pero al mismo tiempo era también porque usaba sus pies mucho”, explicó Ríos. “Estuvo algo difícil para pegarle, cuando lanzaba golpes no estaba ahí, estaba corriendo bastante. Pero cuando lo agarraba lo lastimaba”.

Como era de esperarse, el dormir esa noche fue difícil para Ríos, quien analizó la pelea en su mente una y otra vez. Al día siguiente llegó a la conclusión que le faltó más agresividad pues siente que le era posible vencer a Vargas.

“Si tiraba unos 15 golpes más yo hubiera sido el campeón, desde entonces está eso en mi mente”, dijo. “No puedo pensar en el pasado y tengo que enfocarme en el futuro.  Es verdad lo que dicen que aprendes más en una derrota que en un triunfo”.

El peleador de 28 años empieza nuevamente a buscar otra oportunidad al título y de vencer al armenio, en donde prácticamente estará peleando frente a muchos fanáticos de su comunidad, podría proveerle justamente eso. 

El pugilista dijo tener el apoyo de las personas que más importa para motivarlo, como su hermano, el boxeador Alexis Rocha, quien también será parte de la cartelera el viernes contra Miguel ‘Amenaza’ Dumas.  

“Mi entrenador Hector López y mi hijo, ellos también me motivan”, expresó.  “Mi hijo acaba de cumplir un año y quiero darle todo lo que no tuve cuando niño. Él me motiva para despertarme temprano para ir al gimnasio, para llegar a donde estoy”.

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°