Pacquiao: Déjenme disfrutar el retiro

Tras su victoria del sábado, Pacquiao dice que eso fue todo

Manny Pacquiao se unió el sábado por la noche a Floyd Mayweather Jr. en el retiro, a menos de un año de producir la pelea con más ganancias en la historia.

Al derrotar a Timothy Bradley por decisión unánime en el MGM Grand de Las Vegas, Pacquiao dejó satisfechos a la mayoría que lo quería ver regresar tras su decepcionante derrota ante Mayweather Jr.  

El zurdo mostró señales de su antiguo poder al derribar a Bradley en el séptimo y noveno asalto.   

“Parecía que iba por el nocaut. Fue bueno ver al antiguo Manny Pacquiao”, dijo su entrenador Freddie Roach. “No muestra señales del tiempo. Cuando veo a Manny agresivo, veo al mejor Manny Pacquiao”.

“Lo vi sonreír un par de veces. Eso demuestra que ama el deporte. No fue un regreso completo, pero fue el primer paso”, indicó Roach.  

Pero Pacquiao (58-6-2) dijo que el paso que quiere dar es al costado, declarándose retirado a los 37 años.  

Estará ahora en una elección por un puesto en el Senado de las Filipinas el 9 de mayo. Las encuestas antes de la pelea lo tenían en el quinto lugar, con 12 puestos disponibles. Pacquiao dijo en la conferencia de prensa que su familia y el servicio público eran sus prioridades.  

“Estoy decidido. Me he comprometido con mi familia  que voy a estar dedicándole más tiempo y dedicaré más tiempo a servir a la gente de las Filipinas”, dijo Pacquiao. “Esa es mi prioridad y concentración”.

Si Pacquiao quiere retirarse de verdad- algo muchos dudan debido a la cantidad de peleadores que regresan después de estar retirados- hay indicaciones que lo está haciendo en el momento adecuado.

Conectó 20 golpes en los primeros tres rounds y su volumen de golpeo se redujo de 63 en la primera pelea en 2012 a 37 el sábado.

“Puede lanzar más combinaciones rápidas. Hay espacio para mejorar”, dijo Roach.  “Hemos tenido unos buenos 15 años. Si se retira, estaré contento con él”.

“Sus piernas están bien, su ética de trabajo es buena… este puede ser el inicio del regreso del antiguo Manny Pacquiao”, dijo Roach. “Quiero verlo pelear otra vez”.

Pacquiao dijo: “Si me preguntas sobre mi condición, mi cuerpo… estoy bien todavía. Aún puedo dar una buena pelea. He trabajado duro en mi entrenamiento. Me siento bien. Me gusta pelear, la forma de prepararme. Estoy contento haciendo eso. Freddie me ha enseñado a ser agresivo, a tener hambre… me gustó eso hoy (el sábado)”.  

Pero ¿será que esta actuación, en la que derribó dos veces a su rival, podría resultar en una pelea de revancha ante Mayweather Jr.?

Durante la inauguración del T-Mobile Arena, la nueva arena de 20,000 asientos en Las Vegas, Floyd Mayweather padre dijo la semana pasada que una segunda pelea podría ser motivación para que su hijo de 39 años volviera al boxeo.

Pero como Mayweather, Pacquiao   dice que ya ha terminado.  Así que la nueva era de Saúl Álvarez y Gennady Golovkin, junto con Terrance Crawford, Sergey Kovalev y Andre Ward podrían estar trayendo las mejores peleas en el boxeo hoy en día.

“Mi corazón está en 50-50”, dijo Pacquiao. “Amo a mi familia… el boxeo es un deporte muy fuerte, muy difícil. Quizá disfrute mi vida como retirado o quizá vuelva. Ahora, mi decisión es de retirar… amo ayudar a la gente”.

“Déjenme disfrutar mi vida de retirado”, dijo el filipino. “Si me preguntas si voy a regresar, no sé. Quizá disfrute mi vida de retirado. No he estado ahí todavía, no sé lo que se siente. Estoy comprometido con mi familia. He hecho mi decisión ya”.  

Con eso, se retiró del escenario y le dijo a todos, “gracias”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
60°