McGregor e Irlanda se apoderan de Las Vegas  

McGregor e Irlanda se apoderan de Las Vegas  

Para el mega combate de este sábado en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Floyd Mayweather será el gran favorito en las apuestas, pero el que reina entre el público es Conor ‘Notorious’ McGregor.

El irlandés atrajo una considerable cantidad de sus paisanos a la ‘Ciudad del Pecado’.  En la ceremonia de pesaje de este viernes se apoderaron de un 70% del repleto recinto.

Los colores verdes, blanco y naranja relucieron majestosamente y el cantico de “Olé, Olé, Olé, Conor, Conor’ retumbaba contra los oídos.

“Las Vegas ahora es Irlanda” exclamó ‘Notorious’ cuando le preguntaron sobre que le parecía el apoyo que tenía.

Mayweather por su parte, le restó importancia a la preferencia de los fanáticos.

“Los aficionados no pueden pelear por ti. A fin de cuentas, adentro del ring solo hay dos”, aseveró. “Las 49 veces que he peleado, siempre fue uno contra uno”.    

 

A la hora de salir a la arena, Mcgregor, quien se veía alegre y lleno de energía, fue recibido como un auténtico héroe que ondeaba la bandera de su patria como capa.

Mayweather otra vez fue relegado a ser el villano en su propia ciudad. Pero a comparación de otros pesajes, esta vez los abucheos eran viscerales y cargados de veneno. 

El mejor boxeador de última época fue lo opuesto a la estrella de UFC. Vestido con una simple camiseta blanca, el semblante que reflejaba era mayormente serio y seco, aunque espontáneamente soltaba una sonrisa cuando se encontraba con seguidor de él.

Ya sobre la báscula, McGregor, de 29, dio 153, una libra menos del peso pactado, para aplacar súbitamente los rumores que surgieron en la semana que sugerían que tuvo problemas para dar el límite. No mostraba señales de deshidratación, al contrario, su físico era impresionante.   

“Di el peso. Mírenme, estoy en mi mejor condición física”, indicó el irlandés, quien mencionó que para la pelea espera pesar 170 libras. “Seré mucho más grande que él”.    

‘Money’, de 40, quien está saliendo de un retiro de dos años, dio 149 libras, es el peso bajo que ha registrado para una contienda en la división superwelter.

Ante Óscar De La Hoya en 2007 marcó 150, ante Miguel Cotto en 2012 marcó 151 y ante Canelo en 2013 marcó 150 y media.

“El peso no gana peleas, peleando es cómo las ganas”, señaló Floyd hablando sobre porque no se acercó al límite.     

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
81°