Mares y Santa Cruz, un duelo de exitosos pugilistas locales

Mares y Santa Cruz, un duelo de exitosos pugilistas locales

Abner Mares (29-1-1, 15 KOs) y Leo Santa Cruz (30-0-1, 17 KOs) comparten muchas cosas en común. No por nada ambos recibieron un reconocimiento por la ciudad de Lynwood en la Plaza México durante la conferencia de prensa para anunciar su pelea en peso pluma el próximo 29 de agosto en el Staples Center.

Una representante de Lynwood les dio un reconocimiento por ser “líderes latinos”, algo que pocos pueden dudar de estos dos atletas.

Mares, quien nació en Guadalajara hace 29 años, vino de muy pequeño a los Estados Unidos, a los siete años, junto a sus otros cinco hermanos. Su mamá los trajo como indocumentados a California y creció en Hawaiian Gardens entre pandillas. Muchas veces tenía que dormir en el suelo.

Pero el boxeo le cambió la vida al tapatío. Comenzó a ganar torneos a nivel amateur y representó a México en las Olimpiadas de 2004. Luego se hizo profesional y ganó campeonatos en peso gallo, supergallo y pluma.

Por su parte, Leo Santa Cruz, de 26 años, y nacido en Huetamo, Michoacán, llegó también desde muy temprana edad a Estados Unidos y creció en Lincoln Heights. En 2006 se convirtió en profesional y poco a poco fue de ser un chico de una familia que en ocasiones no tenía para pagar la renta, a ganar más de medio millón por función en sus últimas presentaciones. En el profesionalismo, Santa Cruz obtuvo su primer campeonato del mundo en peso gallo en 2011 y se consagró en 2013 al ganar la corona del Consejo Mundial de Boxeo en peso supergallo.

Mares, quien comenta peleas en la televisión en ingles y español, y que es perfectamente bicultural, es el hombre más articulado y con más experiencia arriba del ring. Mares ha enfrentado a varios excampeones como Vic Darchinyan, Johnny González, Anselmo Moreno, Daniel Ponce de León, entre otros.

“Leo nunca ha enfrentado a un peleador de clase A como yo. Siempre ha enfrentado a peleadores de nivel C”, declaró Mares durante el evento de prensa el martes pasado ante el público que lo abucheó y le aplaudió en la Plaza México.

Santa Cruz, un hombre callado y que nunca da una declaración controversial, tiene el duelo más importante de su carrera, después de ser criticado últimamente por enfrentar a peleadores “fáciles”.

“Los Santa Cruz no hablamos, somos de pocas palabras. Hablamos en el ring”, dijo José Santa Cruz, el padre de Leo, quien usualmente da declaraciones polémicas.

Leo se limitó a decir que lo importante es que nadie saliera lastimado y que sentía mucho respeto por Mares, aunque aclaró que a la hora del pleito, todo se convierte en negocio.

“La gente ha dicho que no peleo con nadie de nivel. Ganándole a Abner Mares me pondría en el nivel que muchos piensan que debo de estar”, dijo Santa Cruz a HOY Deportes.

Los dos no tienen mucho que esconder. Inclusive han hecho sparring en el pasado. Clemente Medina, el entrenador de Mares, ha visto muy de cerca el desarrollo de Santa Cruz, pues en el mundo del boxeo en el Sur de California todos se conocen. Entre Mares y Santa Cruz, han hecho sparring unos 30 rounds.

“Fue hace como siete años, yo tenía como 19 o 20 años, apenas comenzaba mi carrera. Yo he cambiado mucho, él también”, recordó Santa Cruz.

“Por eso dejamos de hacer sparring porque sabíamos que algún día nos íbamos a poder enfrentar”, agregó el actual campeón invicto.

La contienda del 29 de agosto llega en el momento preciso para ambos, pues los dos necesitan de la victoria.

Mares gozaba de su mejor momento cuando fue noqueado en 2013 por González en un round. Tardó un año en regresar y lo hizo venciendo a tres rivales de dudosa calidad y no se vio del todo bien.

“Ocupo ganar…(pero) Leo Santa Cruz es un rival más”, dijo Mares.

Los boletos para la función del 29 de agosto en el Staples Center comienzan a $20.

 

 

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
63°