Leo Santa Cruz entrará a su revancha ante Frampton sin el peso de la enfermedad de su padre    

Para el boxeador mexicano Leo Santa Cruz, su revés ante el irlandés Carl Frampton por decisión mayoritaria del pasado julio fue doblemente dolorosa. No solo perdió el Super Campeonato de peso pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), sino que también vio desparecer su invicto tras 10 años en el boxeo de paga.

“Sí me dolió perder mi invicto pues es algo que uno siempre quisiera mantener; es honroso tener el récord intacto”, dijo Santa Cruz (32-1-1, 18 KOs) durante una conferencia de prensa en Los Ángeles para promocionar su pelea de revancha ante el invicto Frampton (23-0, 14 KOs) del próximo 28 de enero en el MGM Grand Arena de Las Vegas. “Sí gano la revancha ese cero se va a borrar”.

Para él originario de Huetamo, Michoacán, también fue difícil digerir el hecho de que ya no era un monarca, pero hubo algo en especial que lo impulsó a no caerse y pedir la revancha de inmediato.  

“El apoyo de la gente me ayudó”, confesó el ‘Terremoto’. “Me dieron consuelo y me dijeron que yo todavía era el campeón y que la pelea fue muy pareja incluso que la había ganado por unos puntos”.  

A dos meses de la pelea ante Frampton, el ‘Terremoto’ recibió la noticia de que a su padre y entrenador, José Santa Cruz, le habían diagnosticado mieloma en etapa 3, un tipo de cáncer en la espina dorsal. Debido a sus tratamientos médicos y estado físico, Don José no pudo formar parte plenamente del campamento de preparación para enfrentar a Frampton. El excampeón siente que su desempeño esa noche sobre el ring fue afectado por la ausencia de su padre. 

“No le quiero echar toda la culpa a eso ya que nosotros entrenamos duro pero no fue lo mismo estar ahí sin mi papá. Me hubiera presionado y empujando para hacer las cosas que yo tenía que hacer”, indicó.

Santa Cruz comentó que el pensar que tal vez en un futuro próximo ya no podría contar con él en su vida, también le afectó emocionalmente.  

“Para mí lo más importante es mi familia. Cuando me avisaron que mi papá estaba enfermo de su cáncer lo único que me imaginaba era cuando viajábamos en el autobús o caminábamos juntos”, dijo el ‘Terremoto’. “Todas esas cosas me vinieron a la mente. También me imaginaba ya no teniéndolo aquí conmigo. Me ponía a llorar porque yo sabía que a lo mejor en cualquier momento podía fallecer”.  

El hermano mayor de Leo, Antonio Santa Cruz, quien lideró la esquina en el primer choque ante Frampton, cree que sí la contienda se hubiera llevado acabo antes de la noticia de la enfermedad de Don José su hermano hubiera conservado su marca perfecta y su título.

“Una persona que está apegada a su papá y que de repente se entera que está enfermo a huevo se va a deprimir”, comentó. “[Sin la enfermedad de mi padre] Leo hubiera entrado más fuerte y como normalmente lo hacía”.   

Antonio espera que ya con Don José de regreso en su cargo las cosas salgan diferentes.

“Con mi papá ahí con nosotros, Leo va a estar al cien por ciento y va a retomar su cinturón”, exclamó.   

 

Cáncer en remisión

De acuerdo con Don José, su cáncer actualmente está en remisión. Reveló que de una escala de uno a cien, la enfermedad solo se está manifestando en su cuerpo por menos de un punto y que ya cuenta con el aval médico para volver a entrenar a Leo.

En cuanto a la primera derrota de su hijo, dijo que la tomó con calma debido a las circunstancias.

“A mí no me afectó ya que la pelea realmente no la perdimos. Se perdió porque lo jueces dieron el fallo”, manifestó Don José. “Pero tampoco me afectó porque hay que estar preparado para todo”.

El jerarca de la familia Santa Cruz está consciente que su enfermedad mermó a Leo de cara al primer choque ante el irlandés. En la antesala, durante un entrenamiento, observó que no estaba pasando por un buen momento y tuvo que tomar cartas en el asunto.

“Le dije ‘hijo no estás haciendo bien las cosas’. Hasta lo bajé del ring porque no lo veía bien, pero la pelea ya estaba”, declaró.

Para la revancha, Don José indicó que la clave para que Leo salga airoso va a ser su defensa y su agresividad, cosas en las que considera que falló en julio. 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
60°