Deportes Boxeo

TOP 5: MMA vs. boxeo, lucha vs. boxeo y otras peleas inusuales en deportes de contacto

Cuando este sábado Conor McGregor cambie el octágono de Ultimate Fighting Championship (UFC) por un ring de boxeo para enfrentar a Floyd ‘Money’ Mayweather, no será la primera vez que un atleta de los deportes de combate cruce líneas y vea acción en una disciplina ajena.

En varias ocasiones los mundos del boxeo, MMA y la lucha libre se han mezclado para producir impensables enfrentamientos.

En anticipación de Mayweather-McGregor, estos son los cinco duelos inusuales más memorables hasta el momento:

5. Bart Gunn vs. Eric ‘Butterbean’ Esch

Con la intención de darle un toque más realístico a su espectáculo, en 1998 la compañía de lucha libre WWE (entonces conocida como WWF) montó un torneo de peleas legítimas. La empresa primero quería que la competencia fuera bajo reglas de MMA, pero las comisiones atléticas estatales empezaron a imponer sus condiciones y se vieron forzados a cambiar el formato a uno de boxeo. Los combatientes usaron guantes de 16 onzas y los rounds eran a un minuto. Como la mayoría no tenía entrenamiento formal en boxeo u otra disciplina, la acción no fue de lo más emocionante y casi todas las contiendas se fueron a las tarjetas. No obstante, hubo una excepción. En la segunda ronda del torneo, el poco ilustre Bart Gunn ganó con brutales nocauts. Tras su conquista, el poderío de puños de Gunn fue puesto a prueba ante un boxeador de verdad, Eric ‘Butterbean’ Esch, el rey de las peleas de cuatro asaltos. El combate se llevó acabo en la función de lujo de la empresa, Wrestlemania, pero no duró mucho. A los 37 segundos del primer giro, ‘Butterbean’ conectó a Gunn con un letal derechazo a la mandíbula que lo puso a dormir. Fue tanta la humillación, que el luchador fue despedido por WWE un poco tiempo después.

4. Floyd ‘Money’ Mayweather vs. Big Show

No será la primera vez que Floyd ‘Money’ Mayweather forma parte de un evento inusual. Tras noquear categóricamente a Ricky Hatton en diciembre de 2007, Mayweather dejó el boxeo después de haberse instalado como su nueva máxima estrella. Sin embargo, meses después volvió a aparecer en un ring, pero dentro de la lucha libre WWE. Para la edición de 2008 de su magno evento, Wrestlemania, la empresa tenía planeado poner a Óscar De La Hoya y al luchador Rey Mysterio en contra de ‘Money’ y otra de sus estrellas en una lucha de parejas. Aunque el ‘Golden Boy’ no le dio seriedad a la propuesta, Mayweather sí. Su rival terminó siendo Big Show, un gigantesco luchador que pesaba más de 400 libras y medía siete pies de alto. Si bien, la lucha fue un clásico “show” de WWE, en la antesala hubo golpes de verdad. Para aumentar el interés del duelo entre los aficionados, el luchador le pidió a Floyd que lo impactara limpiamente. El pequeño ‘Money’ accedió y le propinó una combinación de golpes al rostro que le quebraron la nariz.

3. Ray Mercer vs. Tim Sylvia

Originalmente este choque de 2009 entre el excampeón de peso pesado de la OMB Ray Mercer y el excampeón de peso pesado de UFC Tim Sylvia iba a celebrarse bajo reglas de boxeo, pero la Asociación de Comisiones Boxísticas de Estados Unidos lo prohibió porque el pugilista tenía 48 años de edad. La promotora del evento optó por seguir con el enfrentamiento, pero ahora ya como uno de MMA. Mercer no era extraño a un octágono ya que dos años antes había realizado un combate de exhibición contra el rey de las peleas callejeras por YouTube, Kimbo Slice. En esa ocasión no le fue nada bien y fue sometido. Sylvia, de 33, por su parte, estaba a dos años de haber perdido su corona pero no se encontraba en el mejor estado físico, y esto le costó caro. A los nueve segundos de haber iniciado el pleito, Mercer lo fulminó con el primer golpe que le estrelló. Sylvia fue ridiculizado por lo sucedido y su carrera no se pudo recuperar de esa bochornosa noche para él y el MMA.

2. James Toney vs. Randy Couture

Debido a su inmensa popularidad, muchos pensaban que el MMA ya había sobrepasado al boxeo. El excampeón en tres divisiones distintas James Toney puso su mirada sobre UFC. Tras meses de exigirle una oportunidad para combatir al presidente de la empresa, Dana White, finalmente cedió y lo contrató para tres combates. Su primer rival sería una leyenda viviente del octógono, el excampeón de peso semicompleto y pesado Randy Couture. Mientras que nadie en el ambiente pugilístico tomó con seriedad esta contienda, en el mundo del MMA fue vista como “Boxeo vs. UFC”. Esa noche de 2010, Toney dejó claro que ambas disciplinas son tan diferentes como el agua y el aceite. Desde que entró a la jaula se veía desorientado y fuera de lugar. Al empezar las acciones, Couture lo derribó con facilidad y lo maltrató a placer para luego someterlo con una guillotina en menos de cuatro minutos.

1. Muhammad Ali vs. Antonio Inoki

Este pleito es visto como uno de los primeros combates de MMA en la historia. En 1975, el bravucón Muhammad Ali, quien era el campeón de peso pesado del CMB y la AMB, le dijo al presidente de la Asociación Japonesa de Lucha Amateur que le apostaba un millón de dólares que no había un “peleador oriental” que lo podía vencer. A conocer esto en Japón, el ícono de la lucha libre nipona Antonio Inoki aceptó el reto y hasta puso seis millones de dólares de su propia bolsa sobre la mesa para hacerlo realidad. Inoki practicaba un estilo de lucha libre profesional que era basado más en la agresión real que en la “teatral”, lo bautizaría como “strong style”. Se dice que en la antesala de la contienda que se celebró en 1976, Ali pensaba que la cita no iba a ser de verdad y que solo sería una exhibición. Al enterarse que Inoki estaba tomando el choque en serio, los manejadores de Ali establecieron nuevas reglas para proteger a su peleador. Inoki no podía lanzar patadas voladoras, ni podía aplicar llaves, tirar codazos o azotar al boxeador. Debido a estas restricciones, el luchador duró los 15 rounds de la contienda de espaldas en la lona pateando las piernas de Ali. Aunque el pugilista solo conectó cinco golpes durante toda la pelea, el resultado fue un empate. Inoki terminó con un pie fracturado y Ali tenía tan lastimada una pierna que los doctores hasta contemplaron amputársela.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles
71°