El entrenador de Canelo, Don ‘Chepo’ Reynoso, le dice a Abel Sánchez que le van a 'cerrar la boca'

El entrenador de Canelo, Don ‘Chepo’ Reynoso, le exige a Abel Sánchez que YA se calle a boca

No se puede negar que uno de los principales protagonistas de la rivalidad entre Saúl Álvarez y Gennady ‘GGG’ Golovkin, no es uno de ellos.

Es el entrenador del kazajo, Abel Sánchez.

Por su naturaleza serena fuera del ring y limitaciones para hablar una idioma que no sea el ruso, Golovkin jamás se ha enfrascado en una guerra de palabras en contra de un rival.

Sin embargo, desde que Canelo apareció en el radar del rey de las 160 libras en 2015, Sánchez es él que se ha encargado de antagonizar al pelirrojo desde llamándolo una “Diva” a criticándolo por ser un “correlón” cuando peleó ante ‘GGG’ (38-0-1, 34 KOs) por primera vez en septiembre.       

“Es un hombre sin carácter. No reconoce que en el boxeo nos ayudamos todos, no nomás es su mundo. Yo lo conocí cuando estuvo en mi gimnasio hace siete años. Él y sus entrenadores aprendieron muchas cosas”, le dijo Sánchez a HOY Deportes recientemente hablando sobre Álvarez. “Era muy diferente, era muy buena Perona le hablaba a todos. Ahora se comporta como si está por encima de los demás por tener dinero”.     

Por su parte, la esquina de Canelo (49-1-2, 34 KOs) se ha comportado de una manera mucha más distinta. Los entrenadores del tapatío, la dupla de padre e hijo de Don ‘Chepo’ y Eddy Reynoso, se han mantenido al margen de la polémica, hasta ahora.

Esta semana durante una conferencia de prensa vía satélite para presentar la pelea de revancha entre Canelo y Golovkin de septiembre en las vegas, el mayor de los Reynoso se dirigió hacia el tijuanense de manera tajante.

“Este 15 de septiembre, van a pasar dos cosas. Saúl le va a quitar el invicto a Golovkin, y le va a cerrar la boca a Abel”, exclamó Don ‘Chepo’.  

El entrenador le exigió a Sánchez que se calmara de cara al duelo de desquite y que le dejara los reflectores solo a Canelo y ‘GGG’.     

“Él debe de quedarse callado. Al final de cuentas la pelea va, y quien va a pelear y a hablar con los puños son Saúl y Golovkin”, puntualizó el entrenador. “‘GGG’ no dice nada. Él es el que habla siempre y siempre. Ya déjalos trabajar, déjalos que peleen ellos. Ellos son los que van a hacer los protagonistas, no tú”.

“Sobre ellos va a recaer la gloria y las esquinas que se hagan a un lado. Nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo y punto. No hablar tanto”.  

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°