PREVIA: Canelo y Golovkin se vuelven a enfrentar en un duelo entre dos peleadores de raza que ya es personal

Doce meses y una polémica de antidoping después, Saúl Álvarez y Gennady Golovkin se volverán a subir al ring para reanudar la rivalidad entre ambos este sábado en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

La primera cita del 16 de septiembre de 2017 terminó empatada. Aquella noche en el T-Mobile, Golovkin pareció llevarse la victoria ante un elusivo Álvarez, pero los jueces entregaron tres tarjetas distintas: Dave Moretti tuvo puntuaciones de 115-113, Don Trella 114-114, y por último Adalaide Byrd calificó la pelea 118-110.

No había persona en el mundo, con excepción de Byrd, que vio ganar a Canelo por una diferencia de ocho asaltos.

Esas tarjetas empañaron lo que fue una pelea muy competitiva, una delas más parejas entre dos peleadores elite.

Canelo, a base de una estrategia en la que evitó pararse y exponerse ante el poderío de Golovkin, se vio como el peleador más joven y más completo, aunque el kazajo fue el más activo.

Golovkin había tirado 200 golpes más que Canelo pero el mexicano fue un poco más efectivo. Para algunos, el jalisciense hizo lo suficiente para ganar, pues evitó ser conectado por Golovkin y fue más efectivo en el contragolpe.

El equipo de Golovkin se mostró molesto con las puntuaciones de Byrd, especialmente después de que Canelo también había recibido una tarjeta de empate (114-114 de C.J. Ross) en su pelea ante Floyd Mayweather, un combate que claramente perdió.

“Parece que en las peleas grandes en Las Vegas, siempre recibe una tarjeta que le favorece ampliamente”, dijo Tom Loeffler en su momento durante la promoción de la revancha.

Para el duelo de este sábado, tras algunas quejas de ambos equipos, la Comisión Atlética del Estado de Nevada aprobó por unanimidad a los jueces Moretti, Glenn Feldman y Steve Weisfeld. De los elegidos, solamente Moretti estuvo en la primera parte y vio ganar a ‘GGG’.

Positivo y polémica

Cuando todo se calentaba para el duelo de revancha, surgió una alarma en el campamento de Canelo: había dado positivo a dos pruebas de clembuterol.

El campamento de Golovkin, encabezado con fuertes críticas del entrenador Abel Sánchez, empezó a cuestionar la ética del peleador mexicano.

"Yo sé que nunca [Canelo] ha dado positivo antes de esto, pero el clembuterol no es algo que empiezas a usar por capricho. Hay personas que son tramposas y él lo es. Sin embargo, yo no digo que no sea la carne de res la responsable, pero hagan una investigación profunda, porque simplemente no comienzas de repente a usar eso", dijo el tijuanense.

Canelo entonces estuvo bajo investigación, mientras los promotores trataban de salvar la pelea del 5 de mayo. Eventualmente, los promotores tiraron la toalla y suspendieron la cita de desempate del 5 de mayo, dos semanas después de darse a conocer el positivo del mexicano a la sustancia prohibida.

Canelo fue finalmente suspendido el 18 de abril por seis meses, lo que le permitiría pelear en septiembre. 

Álvarez recibió una suspensión más ligera, debido a que explicó en la audiencia que había consumido por accidente carne mexicana contaminada con clembuterol, algo que le ha pasado a muchos atletas de ese país. Además, Canelo fue beneficiado por su historial limpio del consumo de sustancias prohibidas, así como varias pruebas antidoping a las que se sometió voluntariamente y que arrojaron resultados negativos en el pasado.

Mientras tanto, Golovkin enfrentó a Vanes Martirosyan, a quien despachó en dos asaltos.

Desempate se vuelve personal

Después de mucho intercambio de ofertas entre promotores, el duelo de desempate estuvo en peligro pues el equipo de Golovkin exigía un mejor pago que en la primera contienda. 

En el primer pleito, Canelo recibió $5 millones por presentarse, aunque sumado a los patrocinios y el Pago por Evento, se estima que ganó alrededor de $50 millones, según su promotor Óscar de la Hoya. 

Por su parte, Golovkin recibió $3 millones por presentarse, aunque recibió mucho más dinero por los patrocinios y el Pago por Evento.

Para este segundo duelo, ambos pugilistas tardaron en llegar a un acuerdo pero al final decidieron que sería una división de  57.5/42.5, con el mexicano llevándose la mayor parte.

Después del positivo de Canelo, el tono de esta rivalidad incrementó más. Si la primera cita entre ambos se había caracterizado por el respeto de ambos equipos, todo desapareció durante la promoción del segundo duelo.

El entrenador de Golovkin se encargó de criticar el estilo de Canelo desde un principio con declaraciones como: “No creo que se pare a pelear, no es un hombre de honor, no es un hombre de carácter. Creo que Canelo Álvarez va a correr, como una rata asustada como lo hizo la primera vez".

Además, el equipo de Golovkin estuvo en comerciales en las que criticaban la limpieza deportiva del mexicano y el mismo Golovkin mencionó en una reunión con la prensa en Big Bear que Canelo había sido el rival más “desagradable y sucio que había enfrentado”.

Como resultado, Álvarez reconoció que ya le había perdido el respeto que le tenía al equipo de Golovkin y que entrenaba con eso en mente.

"He perdido el poco respeto que le tenía, él y su equipo cruzaron la línea con tantas cosas que han dicho, con sus excusas y lloradera", dijo Álvarez. "Pero eso me ayudará en la pelea para sacar todo y dejar en claro que las palabras al final salen sobrando".

"Estoy demasiado molesto y con coraje por las acusaciones y lo usaré a mi favor el 15 de septiembre. Pero tengo la experiencia de saber que cuando subes con coraje y cerrado de la cabeza no haces las cosas bien, quiero entrenar más fuerte, para eso me sirve, para dar un extra, pero seré inteligente y usaré a mi favor ese coraje y molestia", dijo Canelo.

Para este segundo duelo, Canelo y Golovkin han prometido estar más activos. Canelo reconoció que en la primera pelea le faltó ser más agresivo en momentos vulnerables de Golovkin, quien es un noqueador de raza y que probablemente no lo atacó por respeto a sus 34 nocauts en 39 peleas.

“La he visto como 10 veces. Lo que me faltó fue en ocasiones quitarme golpes y no aprovechar para contragolpearlo. Eso lo tengo que agregar, que cada vez que me dé espacio para golpearlo hacerlo. En esta pelea no pienso desaprovechar ni un solo momento”, dijo Canelo.

Por su parte, Golovkin dijo que también le faltó comenzar a lanzar más golpes desde el primer asalto, algo que buscará hacer este sábado.

En el departamento de las apuestas, todo está muy parejo tal como en la primera cita. En la primera pelea, Golovkin fue favorito por -155 (apuestas $155 para ganar $100) por los +125 (ganas $125 por cada $100) a Canelo. Para esta, el kazajo abrió las apuestas en -190 y Canelo en +155, aunque estás se fueron cerrando con el pasar del tiempo.

Gennady Golovkin

Nombre completo: Gennady Gennadyevich Golovkin

Edad: 36

Apodo: GGG

Estatura: 5’10’’

Alcance: 70’

Nacionalidad: kazajo

Nacido en: 8 de abril de 1982

Lugar de nacimiento: Karanganda, Kazakh, Unión Soviética

Récord: 39 peleas, 38 triunfos, 34 nocauts, 0 derrotas, 1 empate

 

Saúl Álvarez

Nombre completo: Santos Saúl Álvarez Barragán

Edad: 28

Apodo: Canelo

Estatura: 5’9’’

Alcance: 70.5’

Nacionalidad: mexicana

Nacido en: 18 de julio de 1990

Lugar de nacimiento: San Agustín, Tlajomulco de Zúñiga, Guadalajara, Jalisco, México

Récord: 52 peleas, 49 triunfos, 34 nocauts, 1 derrotas, 2 empates

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group