Los Dodgers tendrán que tomar muchas decisiones si piensan regresar a la Serie Mundial

Los Dodgers tendrán que tomar muchas decisiones si piensan regresar a la Serie Mundial

Con los ojos reluciendo y su temporada finalizada, el cerrador de los Dodgers, Kenley Jansen, se paró frente a unos reporteros e hizo una declaración.

“Este equipo no se va a rendir”, dio Jansen. “Vamos a traer otro campeonato a Los Ángeles. Les prometo esto”.  

En cualquier otro día antes del pasado miércoles, sus palabras hubieran sonado como una simple promesa. Pero Jansen habló el primero de noviembre, minutos después de que su equipo había perdido el Juego 7 de la Serie Mundial.

En momentos como ese, todas las proclamaciones suenan vacías.     

Los Dodgers de 2017 ganaron 104 partidos de la temporada regular y acumularon varios logros para llenar una vitrina de trofeos: su quinto título de la División del Oeste de la Liga Nacional, su mejor récord desde que dejaron Brooklyn y su primer campeonato de liga desde 1988.

Sin embargo, llegarán al invierno sin haber cumplido con su última meta.         

Estuvieron al pie de la cima, pero no pudieron llegar al tope. Mientras los jugadores limpiaban sus vestidores, batallaron para hablar sobre lo difícil que va a ser regresar a un Clásico de Otoño.    

“Realmente no estoy pensando en el año que viene”, indicó el lanzador Clayton Kershaw. “Sabemos que tipo de equipo vamos a ser”.

Rivales poderosos y la historia en contra

Tener una gran camada de talento no garantiza un boleto a la Serie.  

Houston formuló un plantel igual de joven que los azules. Los Cubs de Chicago, Diamondbacks de Arizona y los Nationals de Washington serán rivales formidables en la Nacional. En la Americana, los Yankees lucen como una fuerza en crecimiento junto a los Indians de Cleveland.

La historia también parece no estar al lado de los angelinos. 

Ningun equipo ha ganado campeonatos en temporadas consecutivas desde que los Yankees capturaron tres al hilo de 1998 al 2000. Desde el 2000, cuatro equipos han llegado la Serie Mundial en campañas consecutivas: Yankees (2000-2001), Phillies de Filadelfia (2010-2011) y Royals de Kansas City (2014-2015).  

Solo los Royals pudieron ganar el título en su segunda oportunidad tras caer ante los Giants de San Francisco en el Juego 7 un año antes.

Kansas City usó la agonía de la derrota para impulsarse la siguiente temporada. El mánager de los Dodgers, Dave Roberts, sugiero que sus jugadores pueden encontrar una motivación similar.

“Conozco a nuestros jugadores y sé que no habrá resaca”, expresó. “Tendrán más incentivos, creo que regresarán con más hambre”.  

Pero, el béisbol no siempre premia a los mejores. Los Indians dejaron ir una ventaja de 3-1 en la Serie de 2016. Buscando desquitarse, este año registraron la mejor marca de la Americana. No obstante, los Yankees los eliminaron en la primera ronda de los playoffs.  

Cuando se les calme el dolor, los Dodgers entrarán a los entrenamientos primaverales en una posición envidiable. Pueden sostener la nómina más cara y ostentan un sistema de granja bastante repleto. Casi la mayoría de su plantel puede regresar para el 2018 y la gerencia tendrán la opción hacer algunos ligeros cambios al grupo.   

El invierno pasado, los Dodgers desembolsaron 192 millones de dólares para extender los contratos de Jansen, el primera base Justin Turner y el pitcher estelar Rich Hill. No es probable que el equipo vuelva a abrir la chequera de tal manera pues no tienen vacantes considerables.

¿Cómo lucirá el equipo?

El agente libre más prominente es el pitcher Yu Darvish, quien estropeó las esperanzas de ganar el título que tenía equipo con un par de salidas desastrosas en el Clásico, incluyendo en el Juego 7 donde pareció que fue sacrificado.

Tras el partido, Darvish admitió que su pasión por el beisbol había vacilado en los últimos tres años. Cuando los Dodgers lo adquirieron de Texas en julio, contó que se sintió revitalizado.  

“Solo quiero regresar y lanzar mejor”, comentó el japonés a través de su traductor. “Es difícil, pero en lo personal, quiero volver con los Dodgers”.  

Darvish probablemente solicitará un contrato de por los menos 100 millones de dólares, y los azules seguramente no se lo darán. Sin embargo, si pide menos, podría tener cabida.

De otra manera, los azules irían por el abridor de los Cubs Jake Arrieta para agregarlo a una rotación que ya tiene brazos como Kershaw, Hill, Alex Wood, Kenta Maeda y Hyun-Jin Ryu. El prospecto mexicano Julio Urías también está perfilado para regresar tras una cirugía en el hombro.

Además, se espera que los agelinos busquen los servicios de la versátil estrella japonesa Shohei Ohtani, que puede lanzar y jugar en el campo, si su equipo de la liga de Japón lo hace disponible a Grandes Ligas.

Ohtani sería una contratación de lujo para los Dodgers, y viendo su alineación se ve que la pueden hacer. El grupo del primera base Cody Bellinger, el shortstop Corey Seager y el cátcher Austin Barnes ganará el salario mínimo de Grandes Ligas en 2018. El contrato de Turner está vigente hasta 2019 y la opción por el segunda base Logan Forsythe solo les costará nueve millones de dólares.   

En los jardines regresarán Joc Pederson, Chris Taylor y Yasiel Puig. Los azules se pueden dar el lujo de traspasar a Pederson o Puig ya que se anticipa que el extitular Andrew Toles regrese tras someterse a una cirugía de rodilla.  

El equipo puede escuchar ofertas por el cátcher cubano Yasmani Grandal, quien perdió su puesto titular con Barnes en octubre. Muy probablemente también le den las gracias al veterano primera base Adrián González. El mexicoamericano no formó parte del plantel en todos los playoffs.        

Muchas caras permanecerán para el 2018. Los Dodgers solo pueden desear que el resultado sea diferente pese a que la historia y el tamaño de la hazaña estarán en su contra. 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
83°