EN FOTOS: Iwakuma lanza juego sin hit 

Hisashi Iwakuma se convirtió el miércoles en el segundo lanzador nacido en Japón que lanza un juego sin hit en Grandes Ligas tras conducir a los Marineros de Seattle a una victoria de 3-0 sobre los Orioles de Baltimore.

Iwakuma ponchó a siete bateadores y otorgó tres bases por bolas al lanzar el primer juego sin imparable por parte de un pitcher de la Liga Americana en casi tres años. De esta manera se unió a Hideo Nomo, quien lanzó dos juegos sin hit ni carrera, como los únicos lanzadores nacidos en Japón que logran la hazaña.

"Obviamente estaba consciente de ello, pero lo sentí de manera real en lo profundo de mi corazón en la novena entrada", dijo Iwakuma. "Sólo me enfoqué en un bateador a la vez y me alegra haberlo conseguido".

Iwakuma es el cuarto pitcher que lanza juego sin hit esta temporada, uniéndose a Cole Hamels, de Filadelfia, —antes de ser cambiado a Texas_; a Max Scherzer, de Washington; y a Chris Heston, de San Francisco.

El tercera base Kyle Seager realizó una diestra y contorsionada atrapada sobre el hombro en territorio de foul al inicio de la novena entrada, pero Iwakuma, de 34 años, necesitó poca ayuda para conseguir el primer juego completo en su carrera y el quinto juego sin hit de los Marineros.

Iwakuma es además el primer lanzador de la Americana que no permite un solo imparable en un partido completo desde que su compañero de equipo venezolano Félix Hernández lanzó juego perfecto contra los Rays de Tampa Bay el 15 de agosto de 2012, la última vez en que un lanzador de la Liga Americana no permite hit en un juego completo. Desde entonces se han registrado 15 juegos sin hit por pitchers de la Liga Nacional.

Con los aficionados de los Marineros de pie y ovacionando, Iwakuma dominó al venezolano Gerardo Parra en una línea suave al jardinero central Austin Jackson para el primer juego sin hit contra Baltimore desde que Clay Buchholz, de los Medias Rojas de Boston, lo consiguió en 2007. Baltimore ha sido víctima de juego sin hit en siete ocasiones.

Después de que su 116to lanzamiento terminó en el guante de Jackson, los compañeros de equipo de Iwakuma se abalanzaron hacia él. Hernández tenía colocada una gorra de oso velludo que fue entregada al inicio de la temporada como promoción para honrar a Iwakuma.

La única ocasión que parecía que los Orioles pudieron lograr un imparable fue en el cuarto episodio. Manny Machado inició la entrada recibiendo base por bolas y Parra conectó un rodado por el hueco entre el primera base Mark Trumbo y el segunda base dominicano Robinson Canó. Moviéndose rápidamente hacia su izquierda, Canó atrapó el rodado adentrado en el jardín derecho y realizó un tiro perfecto que retiró en la inicial a Parra.

Iwakuma dio pasaporte a Chris Davis con dos outs, pero entonces ponchó al dominicano Jimmy Paredes para terminar la amenaza.

Por los Orioles, el venezolano Parra de 4-0. El dominicano Paredes de 3-0.

Por los Marineros, los dominicano Ketel Marte de 3-0 con una carrera anotada; y Canó de 4-1 con una impulsada. Los venezolanos Franklin Gutiérrez de 4-1 con una anotada y una producida; y Jesús Sucre de 3-1 con una producida.

 

Associated Press
Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
60°