'Kike' Hernández: El Clásico Mundial no se compara en nada a lo que he vivido con Dodgers

'Kike' Hernández: El Clásico Mundial no se compara con nada a lo que he vivido con Dodgers

Al empezar los entrenamientos de primavera de Grandes Ligas, la permanencia del boricua Enrique ‘Kike’ Hernández en el primer equipo de los Dodgers de Los Ángeles, estaba en suspenso.

Junto a Chris Taylor y Charlie Culberson, el originario de San Juan, Puerto Rico estaba enfrascado en una disputa por el único puesto de jugador de utilidad en la banca de los azules para la campaña venidera, equipo con el que ha participado en la Gran Carpa durante las últimas dos temporadas.

Pero a una semana y media de haber iniciado los juegos de entrenamiento, Hernández sobrepuso el amor que siente por su patria sobre su carrera con los Dodgers y dejó a los angelinos para unirse a la selección puertorriqueña en la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol.

Con el equipo boricua listo para enfrentarse ante Holanda este lunes en Dodger Stadium (6 p.m., ESPN Deportes) en las semifinales del torneo, Hernández reflexionó sobre su situación y señaló que tomó la decisión correcta ya que considera que lo que ha vivido con la escuadra isleña en estos días, no tiene igual.  

“Mi fui de los entrenamientos de primavera con la posibilidad de que no haga el equipo de Grandes Ligas por estar aquí”, dijo el jugador de 25 años de edad durante una conferencia en Dodger Stadium. “Pero la verdad es que no me arrepiento para nada. He jugado en dos playoffs con los Dodgers y la experiencia de este Clásico no se compara en nada”.      

“Esto es otro nivel…el poder compartir el terreno de juego con los demás muchachos, que por ahora somos el [mayor talento] de Puerto Rico, la verdad que para mí es un honor bien grande”.  

Hernández es uno de cinco jugadores del primer equipo de los Dodgers en jugar en esta edición del Clásico Mundial. Ante Holanda tendrá la oportunidad de medirse contra otro jugador azul, el relevista estrella Kenley Jansen. El versátil jugador de campo señaló que sabe exactamente lo que puede esperar de su compañero angelino en la lomita.

“Todo el mundo sabe que clase de lanzamiento va a tirar. Va a ser un cortador, tal y como lo hacía Mariano [Rivera] en el pasado. Kenley quizás tenga el mejor cortador del momento, siempre se dirige directamente hacia a ti”, comentó.

No es un secreto que en la última década el béisbol en la Isla del Encanto ha vivido su peor etapa de la historia. En 2007 se suspendió la temporada completa de Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico debido a la poca asistencia en los estadios y a las ganancias decadentes de los dueños de los equipos. La presencia de los jugadores isleños en la Gran Carpa también se vino a la baja. Pero poco a poco la pelota boricua se ha estado resucitando. Hernández ve este Clásico Mundial como una gran oportunidad para culminar el resurgimiento de su béisbol natal.

“Hubo un tiempo que la gente decía que el béisbol de Puerto Rico estaba decayendo, pero con el talento joven que hay actualmente en Grandes Ligas, creo que el béisbol de Puerto Rico está de vuelta”, subrayó. “[También] hay muchos muchachos en ligas menores que van a ser tremendos jugadores en las mayores. Empezamos con la Serie del Caribe que Puerto Rico [recién] ganó por primera vez en 17 años. La meta de nosotros es también traer [el título] del Clásico Mundial a Puerto Rico para ponerlo en alto una vez más”.  

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
67°