La noche en la que todo salió bien en Dodger Stadium

Fue el regreso de la Serie Mundial a Dodger Stadium desde 1988 y todo salió a la perfección. Clayton Kershaw lanzó uno de sus mejores partidos, Chris Taylor reventó la pelota en el primer lanzamiento que recibió y Justin Turner tuvo una noche de inspiración.

Los Dodgers ganaron 3-1 y los angelinos se pusieron arriba 1-0 en la Serie Mundial sobre los Astros de Houston en Dodger Stadium.

Dave Roberts y sus Dodgers están a tres victorias de la conquista que han anhelado en los últimos 29 años, pero por ahora, saborean un día a la vez. 

El camino al triunfo comenzó con el cuadrangular de Taylor al jardín central ante el lanzamiento de Dallas Keuchel.

“Le quita a uno la presión, hace las cosas un poco más divertidas cuando comienzas ganando”, dijo Chris Taylor, quien conectó el cuarto jonrón en el primer lanzamiento de una Serie Mundial.

“Siempre que está en la caja es una amenaza. La disciplina que tiene, la consistencia. Cada vez que un pitcher comete un error, él los hace pagar”, dijo Roberts sobre Taylor.

Kershaw permitió un cuadrangular solitario en el cuarto, pero fue un pequeño lunar en la magistral presentación del as de los Dodgers.

“Los tres lanzamientos que tiene Clayton estaban fino. Fue una noche especial para Clayton”, señaló Roberts.

Dos innings después, Turner respondió con un cuadrangular que le dio la ventaja a los Dodgers por dos carreras.

“No sabía que iba a ser un jonrón. Vi que le pegué bien, se fue muy arriba. Estaba haciendo calor y cuando hace calor aquí la pelota avanza más. Si estuviese 10 grados menos caliente, era un out de rutina”, dijo un modesto Turner. 

“Él siempre pega hits importantes, durante toda la temporada”, dijo Roberts.

Fueron 29 años de una larga espera y Dodger Stadium sonrió, junto a sus Dodgers y los miles de aficionados hambrientos de gloria en Los Ángeles. 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
80°