Wilson, mariscal de los Seahawks, va a la caja de bateo para los Yanquis

EFE

Russell Wilson , mariscal de campo de los Seahawks de Seattle, fue a la caja de bateo en el juego en los entrenamientos de primavera de los Yanquis de Nueva York, el viernes.

Wilson salió como bateador emergente por el jardinero Aaron Judge, en la quinta entrada, enfrentando al relevo de los Bravos de Atlanta, Max Fried.

El mariscal de campo intentó conectar el primer lanzamiento que le hicieron, una bola rápida alta, después estuvo en la cuenta de 2-2 antes de salir ponchado con otra bola rápida.

"Me sentía preparado para conectar el primer lanzamiento, si le hubiera pegado, la bola se habría ido lejos, pero me lo perdí", dijo Wilson.

A pesar de que resultó ponchado, dijo que siempre tendrá presente el momento en que hizo el recorrido al plato de bateo. "Siempre recordaré cuando anunciaron mi nombre y tuve que ir al plato y la multitud, los seguidores de lo Yanquis, se estaban volviendo locos".

Agregó que "yo también me volvía loco cuando veía caminar hacia el plato a Derek Jeter".

Wilson dijo que "nunca olvidaré la experiencia de ir caminando hacia el plato".

Mark Payton reemplazó a Wilson y jugó al jardín derecho en la sexta entrada.

Wilson ha estado entrenando con los Yanquis durante toda la semana, tomando prácticas de bateo y lanzando bolas desde la segunda base.

Esta fue la primera vez que Wilson jugó en un juego de béisbol desde 2011, cuando estaba en la organización de los Rockies de Colorado. Se fue de 5-0 en ese juego enfrentando al actual relevo de los Yanquis, Chasen Shreve, en su último turno al bate.

Aunque esta vez salió ponchado, Wilson ha tenido sesiones sólidas de bateo en las que pegó seis jonrones durante su primera sesión.

Wilson saldrá de Florida el domingo y regresará a California para continuar su entrenamiento de temporada baja en la NFL con los Seahawks.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
74°