NO se quieren ver... NO se van a ver

Associated Press

Stephen Curry y el presidente Donald Trump están de acuerdo en algo: el astro de Golden State no irá a la Casa Blanca.

Trump tuiteó el sábado que Curry no es bienvenido en la Casa Blanca por lo que el presidente describió como el titubeo del dos veces Jugador Más Valioso de la NBA sobre si sumarse a la tradicional visita de un equipo campeón a Washington.

El comentario de Trump sobre Curry se produjo después que recomendó a los propietarios de equipos de la NFL que despidan a aquellos jugadores que se hincan durante la interpretación del himno nacional.

Curry había manifestado de antemano que no le apetecía acudir a la Casa Blanca.

“Yo no quiero ir... mis convicciones son las mismas”, dijo Curry.

Trump replicó el sábado: “Ir a la Casa Blanca es considerado un gran honor para un equipo campeón. Stephen Curry titubea, por lo tanto ¡se retira la invitación!”.

No quedó claro si Trump había rescindido la invitación a Curry o a todo el equipo.

El entrenador Steve Kerr dijo el viernes que el equipo planeaba una reunión en grupo en los próximos días para decidir si hacían la visita.

Además, el gerente general Bob Myers indicó que los Warriors han estado en contacto con la Casa Blanca, mientras que el dueño del equipo, Joe Lacob, también estará involucrado en la decisión.

“No sé qué vamos a hacer”, dijo Myers.

“No está claro, aunque asumo que mucha gente cree que sí y mucha gente cree que no. Desde nuestra opinión, mi opinión, el asunto merece un foro adecuado. Merece que se piense al respecto, así que cuando tengamos una decisión, al menos sea una bien pensada".

Curry afirmó que “al igual que nuestro país, cada opinión cuenta e importa”.

Añadió que “basándome en las conversaciones que hemos tenido en el pasado y lo que las personas han dicho a la prensa y entre sí, sé bastante bien cuál es la postura de cada quien”.

Pero queremos respetar la oportunidad, no solo de representarnos a nosotros mismos, nuestras creencias, sino también a nuestra organización, porque obviamente estamos en esta posición porque ganamos un campeonato y logramos algo especial juntos".

"Para nosotros, es necesario tomarnos el tiempo para entender la magnitud de la decisión y hacer lo correcto, que es muy importante”, indicó el estelar armador.

Para Trump, el NFL fue el blanco un día, y la NBA al siguiente.

En un mitin en Alabama, Trump dijo que los jugadores de la NFL que no se ponen de pie cuando se toca el himno “hacen una falta de respeto total a nuestra historia nacional”.

Varios jugadores de la NFL, a partir de la pasada temporada con el entonces quarterback Colin Kaepernick, han optado por hincarse, sentarse o levantar los puños durante el himno en protesta del trato que la policía le da a la gente de raza negra, que consideran discriminatorio.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group