Pacers presenta queja a la NBA y Lakers en peligro de no obtener a Paul George en el futuro

La NBA investiga una posible violación de los Lakers con respecto al traspaso del centro Paul George, quien jugaba con los Pacers de Indiana y ahora hace parte del Thunder de Oklahoma.

Los Pacers presentaron una queja oficialmente a la liga acusando al equipo angelino de tratar de manipular la decisión de George para que haga parte del equipo angelino antes de la fecha límite de la agencia libre, en este caso fue el 1 de julio de 2017.

Los equipos y jugadores con sus agentes no pueden tener contacto hasta que la liga lo permita.

La NBA presentó un comunicado expresando que ha abierto una investigación en contra de los Lakers, quienes respondieron con lo siguiente:

“Como el comunicado de la NBA lo ha hecho claro, no podemos comentar acerca de las especificaciones de ninguna investigación que se lleva a cabo. Podemos confirmar, sin embargo, que estamos cooperando completamente con la NBA con la esperanza de aclarar nuestro nombre tan pronto sea posible”.

Los Lakers han negado cualquier culpabilidad en las alegaciones hechas por los Pacers.

En caso de que la liga pueda comprobar que los Lakers incumplieron con las reglas estipuladas sobre la fecha límite para hablar con los agentes libres mientras que George aún estaba bajo contrato con Indiana, el equipo podría enfrentar varios castigos: perder selecciones del draft, una multa de hasta $5 millones, incluso bloquear una posible futura adquisición de George y una suspensión de los oficiales envueltos en el escándalo.

El centro había hecho público su deseo de abandonar el equipo en 2018 y su destino serían los Lakers. Ante esto, Indiana lo envió a OKC en intercambio por dos jugadores. 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group