NBA: Los Warriors volvieron a dominar ante Memphis

Los Warriors a un paso de la siguiente ronda

Nueva exhibición de juego de equipo, pero esta vez defensivo, el que dieron los Warriors de Golden State que arrollaron 98-78 a los Grizzlies de Memphis en el quinto partido de la eliminatoria de semifinales de los playoffs de la Conferencia Oeste que dominan por 3-2.

Primera vez que los Warriors tienen la ventaja en la serie, después de haberla comenzado con derrota, la empataron (1-1), volvieron a ponerse por detrás 1-2 y ahora, con su segunda victoria consecutiva ya tienen recuperada la ventaja de campo y estar por delante a la espera de poderla cerrar el viernes cuando se dispute el sexto partido en el FedExForum, de Memphis.

De nuevo, el base Stephen Curry, ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, lo demostró con una actuación completa en todas las facetas al conseguir 18 puntos, que logró con seis triples, y estableció su mejor marca en la fase final al aportar seis recuperaciones de balón.

"Creo que hemos mantenido en momento ganador que adquirimos en Memphis, jugamos mejor defensa, nos apoyamos más unos a otros y ahí estuvieron las claves de la victoria", declaró Curry. "Ahora debemos mantener la lucha de cara buscar el gran objetivo de conseguir el título de campeones".

Además también capturó siete rebotes y repartió cinco asistencias, que le dieron protagonismo en la dirección del juego ofensivo en el que esta vez el líder fue el escolta Klay Thompson que superó los problemas que había tenido en los partidos anteriores y llegó a los 21 tantos, incluidos tres triples.

Mientras que el escolta Andre Iguodala surgió como el factor sorpresa ganador y sexto jugador al conseguir 16 puntos, incluidos dos triples, capturó tres rebotes y dio tres asistencias.

El alero Harrison Barnes llegó a los 14 puntos y completó la lista de los cuatro jugadores de los Warriors que tuvieron números de dos dígitos.

Mientras que el alero Draymond Green se encargó de dirigir el juego ofensivo de los Warriors al repartir nueve asistencias, capturó cinco rebotes y recuperó un balón.

El pívot australiano Andrew Bogut volvió a perder el duelo individual con el español Marc Gasol, pero hizo una gran labor de equipo y tuvo protagonismo bajo los aros al conseguir seis puntos, nueve rebotes, y puso cuatro tapones.

Los Warriors como equipo dominaron a los Grizzlies en todas las facetas del juego al lograr un 47 (38-81) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 47 (14-30) de triples, comparados al 40 (33-83) y al 27 (4-15), respectivamente, de Memphis.

El partido sólo tuvo algo de interés e igualdad en el primer periodo cuando los Grizzlies jugaron su mejor baloncesto de equipo y lo concluyeron un punto abajo en el marcador (26-25).

Luego ya todo les fue más difícil ante la buena defensa que presentaron los Warriors, sin permitir que los Grizzlies tuviesen tiros fáciles, y al descanso ya se fueron con la ventaja parcial de 49-41.

La historia se repitió en el tercero con otra ventaja de nueve puntos más y ahí se acabó el partido, a pesar que Gasol luchaba más que nunca e intentaba que el equipo no se diese por vencido y buscase el milagro, que era imposible de llegar ante la solidez y consistencia que presentaban los Warriors en todas sus líneas.

Gasol volvía a tener un partido completo y se mantuvo líder de los Grizzlies al conseguir un doble-doble de 18 puntos, 12 rebotes --10 defensivos--, y repartió seis asistencias.

El jugador de Sant Boi disputó 36 minutos en los que anotó 8 de 22 tiros de campo, y 2-2 desde la línea de personal, además de recuperar un balón y puso un tapón.

El ala-pívot Zach Randolph también consiguió un doble-doble de 13 tantos y 10 rebotes, mientras que el base Mike Conley aportó la misma anotación que su compañero, repartió cinco asistencias y recuperó tres balones, que lo dejaron como claro perdedor en el duelo individual con Curry.

El entrenador de los Grizzlies, David Joerger, ante la lesión sufrida por el escolta Tony Allen, su mejor hombre en el juego defensivo, se decidió de nuevo por el alero Jeff Green como el número dos titular y su aportación de 10 tantos no pudo ser factor ganador.

Mucho menos su aportación defensiva, que estuvo siempre a merced de los tiradores de triples de los Warriors que lo hicieron con total normalidad, algo que no sucedió cuando Allen estuvo en el campo los anteriores partidos.

"Pienso, que nuestro ataque estuvo bien, pero la diferencia en los dos partidos que hemos ganado ha estado en la defensa, que fue mucho mejor que en los tres primeros, que para nada era de campeones", declaró el entrenador novato de los Warriors, Steve Kerr. "Estaba equivocado, lo que hemos hecho en los dos últimos partidos si ha sido lo correcto ante un rival de la clase de los Grizzlies".

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
60°