Después de cuatro años en la sombra, los Lakers estarían viendo una luz al final del túnel

Cuatro años pueden pasar volando, pero para los Lakers es toda una eternidad, especialmente porque es el tiempo en el que no ha sido parte de los playoffs. 

La fortaleza de la marca del equipo, que se ha formado por 70 años, ha sido capaz de soportar una era de oscuridad y sin relevancia.  La última vez que estuvieron en los playoffs, fue en la temporada 2012-13, misma que cerró su participación en apenas la primera vuelta al ser blanqueados por los Spurs de San Antonio.

Desde entonces, mucho se dijo que los angelinos estaban en proceso de renovación, sin embargo, el tiempo demostró que no fue así hasta mediados de la temporada pasada cuando la gerencia pasó por un proceso real de transformación.

Por esos cambios, el camino de los Lakers parece finalmente ir a algún lado.

Las expectativas son altas para este 2017-18 son altas, especialmente por la llegada de jugadores que prometen devolver al quinteto Oro-Púrpura a los playoffs. 

¿Serán no los Lakers contendientes para llegar a Las Finales? Absolutamente no.

¿Podrán llegar a los playoffs? Todo depende, es debatible.

Pero lo cierto, es que estos Lakers serán mejores que sus últimos cuatro antecesores.

Muy pocas veces un novato logra acaparar la atención de la manera como lo ha hecho Lonzo Ball, quien fue la elección de los Lakers en el draft.  El equipo le tiene fe en que será la cara del futuro y el que los llevará al camino del éxito, presión que el jugador asegura no sentir en sí.

Por su parte, Brook López seguramente agradecerá el hecho que los reflectores no estarán directamente dirigidos hacia él y podrá tomar su tiempo para adaptarse al sistema de Luke Walton.  El centro será clave en la defensiva y qué tan lejos llegarán los Lakers esta temporada.

La pretemporada reveló cosas muy interesantes como la calidad de Kyle Kuzma, quien fue la elección número 27 del draft por los Lakers y que además puso presión sobre Luke Walton para ser considerado durante la temporada. El novato, a quien Magic Johnson había señalado como “el robo del draft”, fue el Jugador Más Valioso de la liga de verano de la NBA en Las Vegas.

Es tanto el impacto que ha tenido el jugador que el puesto en la titular de Brandon Ingram peligra.

Otra de las esperanzas que esperan seguir viendo crecer es Ingram, quien entendió que para sobrevivir en esta liga es importante tener algo de musculatura, a lo que el alero se tomó muy en serio y durante la postemporada trabajó.

Pronóstico: En papel, han mejorado, pero la pregunta es si los Lakers sobrevivirán en una liga que cada vez se enamora de los super equipos, que son aquellos conformados por dos o más superestrellas.  Lo que sí es casi una garantía es que con el rumbo en que Los Ángeles está tomando, no ganará menos de 30 partidos como en 2016-17, pero tampoco serán más de 42. Estos números suponen que los angelinos batallarán por el octavo lugar de la Conferencia del Oeste y se queden nuevamente cortos de llegar a los playoffs con un récord de 37-45. 

Tres puntos fuertes

Aunque López no será la única razón por la que los Lakers mejorarán de gran manera sus números en la defensiva y ofensiva, sí será alrededor de él que la fuerza de ataque y defensiva graviten. En las últimas cinco temporadas, el quinteto angelino ocupó los últimos cinco lugares en efectividad ofensiva (26) y defensiva (30), este año no será tan malo.

Mayor competitivida interna: Kuzma no le hará la vida fácil a Ingram por convertirse en el alero titular.  Larry Nance Jr. tiene con qué darle guerra a Julius Randle como ala-pívot.  El novato Josh Hart no tendrá compasión con Kentavious Caldwell-Pope por ser el escolta.

Más desde la distancia: Los Lakers tienen mejores tiradores desde la distancia de tres puntos. En la temporada pasada alcanzaron a conectar solo el 36.4% de sus intentos, lo que indica que las posibilidades de crecer son mejores.

Tres puntos débiles

Inconsistencia de su banca: Ivika Zubic se ha desaparecido del mapa.  Lakers necesita jugadores que puedan mantener consistencia proviniendo desde la banca y después de la excelente temporada que tuvo en 2016-17, el croata no tuvo buenas actuaciones en el torneo de verano en Las Vegas y en la pretemporada.

Distracciones: Los Lakers han detenido cualquier tipo de negociación de extensión de contratos a largo plazo con algunos de sus jugadores claves, pues esperar tener un espacio salarial lo suficientemente grande para atraer por lo menos a dos grandes superestrellas de la liga. El no tener esa estabilidad y seguridad de estar atados al equipo puede ser un factor mental en los jugadores.

Rebotes: Sí bien López ayudará al equipo en ataque y defensiva, los rebotes son su debilidad.  La realidad es que estos Lakers no serán uno de los mejores equipos en alcanzar rebotes en la liga. Terminaron el 2016-17 como número 21 y probablemente no mejorará mucho en esta nueva temporada.

----------------------------------

Tres Jugadores en la Mira

Kyle Kuzma: Demostró gran calidad defensiva y ofensiva en la liga de verano, será peligroso desde la banca

Jordan Clarkson: Experiencia y consistencia, ayudará a la segunda unidad a mantener el resultado

Andrew Bogut: Aunque el centro no será usado mucho en la duela servirá más como una voz de experiencia en el vestidor a los jóvenes

Alineación titular probable

  1. Guardia: Lonzo Ball
  2. Escolta: Kentavious Coldwell-Pope
  3. Alero: Brandon Ingram
  4. Ala-pívot: Julius Randle
  5. Centro: Brook López

Alta y Bajas

Altas: Lonzo Ball, Andrew Bogut, Thomas Bryant, Kentavious Caldwell-Pope, Alex Caruso, Josh Hart, Kyle Kuzma, Brook López

Bajas: Tarik Black, Timofey Mozgov, David Nwaba, Thomas Robinson, D'Angelo Russell, Metta World Peace, Nick Young

El Partido

Lakers vs. Suns

Cuándo: Viernes
Dónde: Talking Stick Resort Arena, Arizona
Hora: 7 p.m.
TV: Spectrum Deportes 

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°