‘Goyito’ Pérez habla de su separación de UFC y sobre enfrentar al Canelo Álvarez

Hay momentos en la vida de un peleador de artes marciales mixtas que tiene que tomar decisiones drásticas para tratar de alcanzar sus sueños.  En el caso de Erik Pérez, quien atraviesa su mejor momento físico a sus 27 años, tuvo que decidir en seguir o abandonar la empresa que le dio una carrera como peleador.

“UFC me dio un impulso grandísimo, me hizo muy feliz, es como la novia que quedas bien”, dijo ‘Goyito’ en su visita a las instalaciones de HOY Deportes. “Me dio buena exposición, hizo mi nombre crecer.  No me voy enojado de UFC”.

El peleador firmó con Combate Américas y tendrá su primer reto cuando enfrente al ganador de La Jaula que se llevará a cabo en Cancún este 11 de noviembre. 

“Fue una decisión, que tal vez, la más difícil de mi carrera”, dijo el oriundo de Monterrey. “Vengo de UFC de ganar tres peleas al hilo, estoy en mis mejores años como peleador.  Voy a cumplir mis 28, me siento más fuerte que nunca, más rápido que nunca.  Creo mucho en Combate Américas, de la evolución que ha tenido, de cómo le está pegan al mercado hispano.  Ese es mi mercado y es donde quiero estar”.

La decisión de Pérez de abandonar UFC fue más que nada pensando en su futuro también como comentarista. 

“Voy a seguir como comentarista y es algo que hablé con Combate Américas.  El tiempo de un peleador no es largo, no es una carrera a largo plazo, entonces quiero seguir haciendo eso para continuar más allá como peleador”, explicó.

Pero el ‘Goyito’ ve cualquier opción como una oportunidad y si es de enfrentar a un Saúl Alvarez en el boxeo, pues también se le mide.

“Obvio que respeto mucho el boxeo, que es un arte, que es mexicano, yo lo siento mexicano”, aseguró. “Canelo ha hecho bien las cosas, es el peleador mexicano del momento, pero si me da una pelea, bien chido entonces (risas)”.

Su motivación también es el dinero: “Échenme un milloncito o tres, yo con cualquiera (risas).  Ahora pónganmelo en una caja de MMA y si me pasa de un round, yo pago”.

El poder de la máscara

Desde muy chico, se consideraba amante de la lucha libre mexicana, la que algún día soñó por ser parte, pero el destino lo tenía en otra dirección con las artes marciales mixtas.

A pesar de no poder cumplir ese sueño de ser un luchador, Pérez se presenta a sus peleas portando una máscara que ya se ha convertido en su referencia.

“La máscara del ‘Goyito Power’”, dijo orgullosamente.  “Cuando yo empecé a pelear, yo tenía la máscara de mi entrenador de lucha grecorromana pero cuando empecé UFC no me dejaron usarla y ya hice una que es representación mía”.

Para el peleador de 27 años, la máscara que porta va más allá de ser una representación de su pasión por la lucha libre, sino que tiene algo más que lo ayuda a detener sus miedos antes de cada combate.

“Siento que la máscara tiene poderes, desde muy chico, los domingos, mis papás me llevaban a la lucha libre y en ese entonces quise ser peleador de lucha”, recordó. “Obviamente me fui por otro lado, pero aún así me sigo poniendo esa máscara.  El miedo siempre está, cuando vas a enfrentarte con alguien que tiene dos manos, que está igual de preparado que tú y de ahí tiene que salir un ganador, entonces creo que esa máscara tiene poderes y me deja darme a mis miedos”.

Alma de guerrero

Tal es su pasión por lograr su cometido que se ha arriesgado físicamente en varias ocasiones para alcanzar esa meta.

“En mi última pelea peleé con una pierna, tenía los ligamentos tronados y aún así gané”, dijo el peleador que dice estar recuperado de su rodilla tras una cirugía para corregir ese problema. “Ahora estoy trabajando para mejorar mi peso, subí mucho debido a la inactividad de casi un año.  Empecé a entrenar desde el mismo momento que me operaron”.

El poder afrontar situaciones como esa, Pérez afirmó que mucho tiene que ver el aprendizaje que dejaron los grandes “guerreros mexicanos” en un cuadrilátero.

“Desde los boxeadores, el patrón de todo, Julio Cesar Chavez, hizo que todo el mundo fuera a voltear a ver a México. [Ricardo] ‘Finito’ López, Juan Manuel Márquez, Erik Morales, [Jorge] ‘Travieso’ Arce, son guerreros que dejan el alma en el ring”.

Por eso espera que cuando vuelva al octágono en enero y enfrente al ganador de La Jaula, Pérez estará listo para darle la “bienvenida” a su rival.

“Ese va a ser su premio (risas)”, dijo.  “Mi contrato dice que tengo una pelea en enero y el ganador de La Jaula será el rival. Ese día el ganador de todo recibirá $100,000. ¿Qué es lo que no se puede hacer en México con eso? Son casi dos millones de pesos.  Yo llegué a pelear por 500 pesos, por tenis (zapatos), por nada, por la oportunidad de llegar.  Ahora hay más paga”. 

Sigue a Jad en Twitter, Instagram y Facebook: @jadelreda

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°