‘El Negro’ Marroquín no ha desaprovechado su oportunidad en Combate Américas  

Antes de sorprender en Copa Combate, Levy Marroquín había tenido dos peleas con Combate Américas, una de ellas la que considera la pelea que más le ha enseñado. Fue una batalla ante Andrés Quintana en la Ciudad de México en junio de 2017.  Esa noche perdió por decisión unánime ante un rival que no le podía hacer daño y estaba solamente peleándole con el puro corazón.

Marroquín (8-2) perdió por decisión esa noche y había tenido problemas para dar el peso de las 135 libras. Por eso, cuando la Copa Combate de Combate Américas se disputó en noviembre pasado, ‘El Negro’ fue inscrito como un peleador de reemplazo y no era parte del cuadro inicial de participantes que disputarían un premio de $100,000. 

Para su fortuna, dos peleadores no dieron el peso en la ceremonia de pesaje y fue uno de los dos participantes de reemplazo que entraron al torneo. Para sorpresa de muchos, el originario de Monterrey venció a Carlos Rivera (decisión unánime), a Marcelo Rojo (sumisión) y luego a John Castañeda (decisión unánime) para conquistar el torneo y dar la gran sorpresa. 

“Cuando me avisaron de que habían probabilidades de pelear en el torneo, yo me empecé a preparar como si hubiese a participar en la Copa”, recordó Marroquín sobre su participación en la competencia de Cancún. “Me sentí confiado con mi preparación, pero como en todas las peleas, hay nervios, adrenalina, muchos sentimientos encontrados, pero confiado de todo el trabajo que he hecho”.

“Demostré que soy un peleador muy completo”, indicó Marroquín.

Fue la victoria más grande en una carrera que inició a los 13 años cuando  se unió a Lions Alpha Team en Monterrey. Había intentado incursionar en el taekwondo porque quería ser como su papá y también futbol, pero terminó cautivándolo las artes marciales mixtas.  

A los 17 años debutó como profesional al vencer a Ricardo González en 2013. El año pasado se unió a Combate Américas, donde disputó seis duelos en total y hasta el momento es lo mejor que le ha pasado en su carrera.

“Combate Américas es una puerta muy grande que le está abriendo una puerta muy grande al MMA”, indicó Marroquín en una visita a las oficinas de HOY Deportes.

Sobre los $100,00 de premio que obtuvo, Marroquín dijo que pensaba invertirlo en negocios, pero prefirió comprarle una casa a su mamá.

“Una casa para un mexicano es difícil de lograr, pero más si vienes de recursos muy bajos”, explicó Marroquín. “Mi mamá quería que compremos una casa y se lo voy a comprar”.

Marroquín explicó que su mayor inspiración en su carrera han sido sus padres. Su mamá porque siempre “piensa en los demás primero” y su papá porque “le enseñó a nunca rendirse".

Por lo pronto, el mexicano tiene un meta en Combate Américas. 

“Quiero ser que mi nombre prevalezca, que mi nombre pese. Quiero dar un show, quiero que la gente se acuerde de mi nombre”, expresó Marroquín.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°